Atractivos por descubrir en el Valle Inferior del río Chubut



El curso inferior del río Chubut comienza en el dique Ameghino y es atravesado por cañadones como Iglesias, Alsina, Villegas y Salado, antes de llegar a Boca Toma, donde comienza el fértil valle inferior en donde se sitúan las ciudades y colonias nombradas.

El valle, que fue colonizado por los galeses en el siglo XIX -quienes además construyeron el Ferrocarril Central del Chubut- tiene una superficie total de 42.000 hectáreas, con aproximadamente 90 Km de longitud y un ancho variable de entre 7 y 10 Km.
En este valle el río se divide en varios canales de riego que abastecen de agua a todas las chacras productoras de alfalfa, hortalizas y cerezas.
También existe un sistema de lagunas denominadas Chiquichano y del Ornitólogo, ubicadas entre Trelew y Rawson, que formaban parte del antiguo lecho del río.

Si desde Puerto Madryn o Rawson se pueden llegar a ver las especies más fascinantes de la región, como las ballena franca austral, las orcas, los elefantes marinos, los lobos de mar y las toninas overas, también sobre el valle, en tierra firme, hay mucho por conocer y disfrutar.

La comarca del Valle Inferior del río Chubut Virch-Valdés, es una de las cuatro en que se divide la provincia junto a las comarcas de la Meseta Central, de los Andes, y la del Río Senguer y Golfo San Jorge, y cada una tiene un atractivo particular.

Estela Williams, coordinadora ejecutiva del Ente Trelew Turismo (Entretur) explicó a Télam que “las tres ciudades más pobladas de la provincia trabajan juntas en la promoción de la región, bajo la centralización del Ministerio de Turismo provincia, en la relación con las otras comarcas.

“Cada ciudad tiene sus actividades: en julio está Madryn al Plato, en agosto Trelew Cocina, y Rawson tiene en mayo la Fiesta de los Sabores, mientras que año por medio se hace en julio en Trelew la celebración de la Torta Negra Galesa”.

Pero además los galeses, de Trelew, sobre todo, ofrecen una fiesta típica de su comunidad “La Eistedssod” en la que participan cantantes, coros y compositores de la zona y del resto del país, para ganar “el sillón del bardo”, que según la cosecha del año, puede ser grande o un pequeño banquito, pero aún así todos lo quieren conseguir, año tras año.

En Trelew es muy conocido el museo paleontológico Egidio Feruglio con sus impresionantes reproducciones de animales prehistóricos, que ahora convoca a estudiantes y aficionados a realizar tareas en el lugar y en los campos donde se desempeñan, como pasantes o en viajes de turismo de voluntariado.

Imprimir esta noticia




Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

1 commentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *