Blockbuster comunicó que no pagará indemnizaciones por el cierre

blockbuster_lanus.JPG
Blockbuster Argentina, luego de la toma que iniciaron los trabajadores en la sucursal de Lanús, reportó a la Justicia que los trabajadores recibirán sus telegramas de despido.
Hasta aquí, la tienda de alquiler de películas abonó el salario de octubre del 60 por ciento de los contratados sobre un total de 280 empleados. El restante 40 por ciento no cobró, o sólo cobró la mitad del sueldo.
“La empresa nos comunicó que los empleados que no recibieron aún su sueldo, sólo cobrarán el 50 por ciento ahora y el otro 50 irá a juicio junto con la indemnización por despido. Dicen que no tienen nada de plata”, le dijo a La Noticia 1 Emilia, una de las trabajadoras afectadas por el conflicto.
“Los chicos que cobraron todo el salario de octubre (de alrededor de 2.000 pesos) siguen concurriendo a los locales, pero no hay atención al público. Solamente lo hacemos para no causar un despido con causa”, señaló la joven.
Mientras tanto, son siete las sucursales que continúan tomadas por los trabajadores como las de Lanús y Wilde, en la provincia, y las de la calle Salguero, Araóz y en el barrio de Caballito, en Capital Federal, entre otras.
Según los trabajadores, Blockbuster les comunicó inesperadamente que “no cuenta con plata para seguir sosteniendo su estadía en el país”.
El dinero para pagar sueldos sólo alcanzó hasta septiembre, a raíz de que Blockbuster Inc. desde los Estados Unidos giró entonces por última vez el capital destinado a salarios.
“En Norteamérica la empresa ingresó en cesación de pagos y se terminó yendo”, dijeron los empleados.
No obstante, los trabajadores también señalaron que Pablo Verasaluce, Andrés Bal y Gastón Bada, gerentes de la cadena a nivel nacional, “no manejaron correctamente la situación comercial de Blockbuster en el país”.
Ahora, los empleados decidirán los pasos a seguir conjuntamente con los miembros del Sindicato de Empleados de Comercio.
En lo que respecta al Conurbano sur, la cadena Blockbuster ya dispuso el cierre definitivo de sus locales en Florencio Varela, Quilmes (donde había dos sucursales), Lomas de Zamora y Avellaneda, a los que se le suman la baja de Lanús. Muchos de estos comercios sostenían 15 años de vigencia en los distritos.

Fuente: LaNoticia1

Imprimir esta noticia

Comentarios
Juan dice:

Que tomen el local y hagan un emprendimiento productivo, o lo exploten para ellxs los trabajadores.