INTERNA PERONISTA EN LANUS: EL QUE GANA CONDUCE ¿Y EL QUE PIERDE ACOMPAÑA?



El senador Dario Díaz Pérez fue elegido entre cuatro listas, días atrás, una vez más por el voto y voluntad del afiliado peronista, como presidente del partido justicialista de Lanús. Lo cual debería indicar que la lucha interna estaría terminada y que el que gana conduce y el que pierde acompaña. Pero NO, la concejal de Unidad Ciudadana Mayra Benitez, abre nuevamente la brecha y ahonda las heridas, en un PJ que viene bastante lastimado.

“La conducción de Díaz Pérez en el PJ está agotada”, manifestó, la edil, en una entrevista periodística y nuevamente se desató la polémica.

La concejal lanusense, tal como ella misma lo manifiesta en la entrevista periodística al portal LANUS HOY, responde al espacio que conduce Julián Álvarez, quien mantiene desde hace tiempo una relación distante y enfrentada con el ex intendente de Lanús, además de formar parte de una de las tres listas que perdieron en la interna peronista.

Pero lo más llamativo es que se busca deslegitimizar el triunfo de Díaz Pérez, argumentando que se presentó un bajo porcentaje de afiliados a votar y, si se considera ese argumento, entonces podría decirse que menos convocatoria tuvieron las listas que perdieron, después de todo los pocos que se presentaron a votar, en su opinión, en su mayoría lo hicieron por la formula Díaz Pérez – Ale.

Además, si tenemos en cuenta que las elecciones se llevaron adelante casi sin publicitarlas, que se venía de votar en las PASOS y después en las legislativas y, que se trataba de una interna en la que no se discutían cargos públicos, o si se la compara con las internas de otro partidos, como por ejemplo la de radicales en capital, el número no fue tan bajo, unos 4.000 afiliados peronistas expresaron su voluntad en las urnas y eligieron a su conductor.

Imprimir esta noticia




Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.