Seis de cada diez adolescentes que cursaron el secundario no pueden decidir qué carrera elegir

El portal quevasaestudiar.com. se abrió hace dos semanas y su objetivo es promocionar una exposición sobre las ofertas universitarias y ofrece tres grandes opciones a la pregunta “qué vas a estudiar”, para que cada cual se ubique.

Un 64% de los estudiantes ante lo preguntado respondió: Ni idea. Un 35% no se decide. Y el 15%, la tiene clara, mencionó el diario Clarín.

Los organizadores de Expo Universidad 2008, que funciona desde hoy y hasta el domingo, en el Centro de Exposiciones ubicado en Figueroa Alcorta y Pueyrredón, dijeron que en dos semanas el portal tuvo 30.000 visitas.

Y basados en las 300 respuestas que ofrecieron los estudiantes de entre 17 y 20 años, se destacó el desconcierto que sintieron al finalizar los estudios secundarios.

“La problemática no es nueva pero está ahora agravada por el tema de la precariedad laboral y la tendencia a necesitar más formación para poder insertarse en el mundo laboral”, dijo la doctora Diana Aisenson, de la Dirección de Orientación al Estudiante de la Secretaría de Asuntos Académicos de la UBA.

Y aclaró que “años atrás, con un perito mercantil trabajabas en un estudio. Ahora piden estudiantes universitarios”.

Según la opinión de la doctora Aisenson, la responsabilidad recaería en la escuela secundaria: “No hay suficientes programas de orientación a lo largo de la secundaria, entonces a los chicos les falta el puente para saber a dónde cruzar”.

La especialista destacó que hay que ayudar a los jóvenes a definir sus intereses, anticipando los trabajos y ocupaciones, para que puedan elegir, pero no en función de las materias que conocen de la secundaria.

“No se debería esperar a ver cómo se despierta la vocación, porque tal vez un chico tenga una ’vocación’ muy marcada, por ejemplo, le gustan los animales, y entonces piensa en Veterinaria, pero su interés es cuidar animales”, dijo.

En el portal quevasaestudiar.com se define vocación como una inclinación que se construye con experiencias. Como ejemplo, lo ponen a Van Gogh, “que recién a los 27 tomó la decisión de pintar”.

En las universidades, como por ejemplo en la Universidad Nacional de La Matanza, se realizaron encuentros de orientación en la misma universidad para que el estudiante se vaya apropiando del espacio.

Y se multiplica el crecimiento de la demanda de este servicio. “En el año 2000 vinieron unos 2.000 alumnos. El año pasado fueron 5.300 y este año ya vamos por 4.000”, advirtió Jorgelina Monti, directora de Pedagogía de la Universidad Nacional de La Matanza.

Alexis Genuth, director de ExpoUniversidad, advierte que la enorme oferta hace las cosas más difíciles.

“Pensemos que en el país hay más de 6.000 ofertas académicas, y aún en las tradicionales desconocen cómo es la actividad. Por ejemplo, muchos dicen “Abogacía” y piensan en lo que ven en las películas, sin saber que van a tener que caminar perdidos en los pasillos de la burocracia de Tribunales”, destacó.

En la encuesta, la mayoría de los estudiantes indecisos dijeron: “No es que no quiera estudiar sino que no se qué estudiar. Hay tanto, me gusta muy poco y entre lo que me gusta nada me termina de convencer”.

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *