Viajando a los increíbles escenarios de Game of Thrones



Con el estreno de una nueva temporada de Game of Thrones -la sexta-, los fanáticos renuevan sus deseos de acercarse a los escenarios de la serie más exitosa de HBO. Con base esencialmente en Europa, es posible trazar un itinerario por donde se han rodado varias escenas emblemáticas de Juego de Tronos en sus distintas temporadas. Desde España y Croacia, hasta Islandia, Escocia y Marruecos, un tentador circuito para revivir esta serie que nació a partir de las novelas de George R.R. Martin, “Crónicas del hielo y el fuego”, en 2011.

España. Dorne, lugar de origen de Oberyn Martell, fue recreada en Andalucía, por su arquitectura fascinante y espectaculares escenarios naturales. La principal locación es el Alcázar Real de Sevilla que oficia de residencia privada de la Casa Martell en la quinta temporada. A 86 kilómetros de Sevilla está Osuna, localidad de casas blancas que se ve en escenas de la vida cotidiana de Dorne, que se filmaron e 2014. La Plaza de Toros es la Fosa de Daznak, arena de combate de Meereen, la ciudad esclavista. A tono con el creciente interés que provoca la serie, el bar de tapas y restaurante Casa Curro ofrece un menú temático cuyos platos llevan los nombres de los personajes de Game of Thrones.

La Alcazaba y las Murallas del Cerro de San Cristóbal de la ciudad de Almería también recrean escenas de Lanza del Sol, la capital de Dorne en la sexta temporada, mientras que el Puente Romano de la ciudad de Córdoba, ha sido parte de las filmaciones ya que el río Guadalquivir resultó el río Sangre Verde, uno de los principales de la ciudad de Dorne.

Pero hay más, mucho más de España en esta nueva temporada de Game of Thrones. El monasterio-abadía de Sant Pere de Galligants -sede del Museo de Arqueología de Girona- se utiliza para recrear el puerto de Braavos; las escaleronas y fachada de la Catedral de Santa María de Girona representa el Gran Septo de Baelor en Desembarco del Rey. Girona, Cataluña, está muy presente en la sexta temporada.

Otros escenarios españoles: el Castillo de Zafra es la Torre de la Alegría de Dorne; la Torre de Mesa Roldán, en Cabo de Gata, es Meereen, al igual que la Puerta de Felipe II de Peñíscola, en Castellón.

El impresionante y semidesértico Parque Natural de las Bardenas Reales de Navarra, con su entorno de arcilla y arenisca, es el mar Dothraki.

Croacia. Si hay un sitio perfecto para crear Desembarco del Rey, la capital de los Siete Reinos, ese lugar es la ciudadela medieval de Dubrovnik.

Además de estructuras como la fortaleza de Minceta y la de Lovrijenac (la Fortaleza Roja, a partir de la segunda temporada), la isla de Lokrum -que en la realidad alberga un monasterio benedictino devenido en museo y jardín botánico habitado por pavos reales- se convierte en la opulenta ciudad de Qarth, donde Daenerys encuentra refugio tras el nacimiento de sus dragones.

Islandia. Aquí se filmaron varias escenas de lo que se conoce como “más allá del Muro” y de los momentos de Jon Snow entre la gente del Pueblo Libre.

El glaciar Vatnajökull, el mayor de Islandia, representa el Puño de los Primeros Hombres: allí la Guardia de la Noche sufre el ataque de los Caminantes Blancos.

También se puede conocer el lago Mývatn y la cueva de Grjotagja donde Jon Snow e Ygritte hacen el amor.

El guía Jon Thor Benediktsson -que tabajó con el equipo de filmación de Game of Thrones- propone a los turistas un interesante recorrido por estas locaciones, anécdotas incluidas. La agencia se llama The Traveling Viking, el paseo parte de Akureyri, demanda 6 a 7 horas y cuesta US$ 175.

Malta. Dos escenas impactantes. En la primera temporada, el Fuerte Manoel -construido por los Caballeros de la Orden de Malta en el siglo XVIII- es el lugar donde Joffrey ejecuta a Ned Stark ante la mirada de todo el pueblo.

Por otra parte, en la isla de Gozo está La Ventana Azul, un arco natural de piedra caliza que resultó el lugar elegido para la boda entre Daenerys, la Madre de los Dragones, y Khal Drogo. La agencia Viator ofrece un tour por las locaciones que cuesta 59 euros por persona.

Marruecos. En el sur, Esauira es la ciudad roja a donde llega Daenerys Targaryen para reclutar sui ejército de inmaculados en la tercera temporada.

Ait Ben Hadu, la ciudad fortificada, es Yunkai, donde Daenerys aparece rodeada de una masa de esclavos liberados y agradecidos.

Irlanda del Norte. En Belfast están los estudios en los que se filmaron gran parte de los interiores que se ven en Game of Thrones. Vale aclarar, no están abiertos a las visitas (por ahor). De todos modos, también los paisajes exteriores son parte de la serie, como el puerto de Ballintoy, transformado en el puerto de las Islas de Hierro; aquí, por ejemplo, se filmó el regreso de Theon Greyjoy a Pike.

No muy lejos de allí están las cuevas de Magheramorne, convertidas en set del Castillo Negro, cuartel general de los Guardianes de la Noche. El Parque Nacional de Tollymore es donde, en el inicio de la serie, los Stark encuentran a los pequeños lobos; y el Castle Ward representa el patio del castillo de Invernalia.

Escocia. La fortaleza de Invernalia, morada de la familia Stark, además de tener el aspecto del Castle Ward en Irlanda durante la primera temporada, fue recreada en Doune Castle de Escocia, a una hora de viaje desde las ciudades de Edimburgo y Glasgow.

Imprimir esta noticia




Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *