ALCALDESA COLOMBIANA SE UNE CON SU NOVIA ANTES DE LEY BODA GAY

Blanca Inés Durán, de 39 años y alcaldesa de Chapinero, y su novia, una antropóloga de 29 años con quien se había presentado en público hace varios meses para revelar que es lesbiana, se unieron como pareja bajo el ritual celta, reportó la agencia de noticias DPA.
Las mujeres llegaron vestidas de blanco a un restaurante del norte de Bogotá, donde un notario hizo una escritura del acto para darle también a la ceremonia un carácter civil.
"Nervios, muchos nervios", dijo Durán, que es ingeniera industrial, cuando los reporteros le preguntaron lo que sentía poco antes de comenzar la ceremonia.
Durán y su novia se han convertido en los últimos meses en una especie de símbolo de la comunidad gay colombiana, que pide a la Corte Constitucional autorizar los matrimonios entre personas del mismo sexo.
Se estima que el tribunal constitucional está próximo a pronunciarse sobre una demanda elevada por abogados para que se reforme el Código Civil, que solamente reconoce como matrimonio las uniones entre un hombre y una mujer.
La Corte Constitucional ha reconocido que en las uniones de personas del mismo sexo hay derechos de sucesión de herencias y de afiliación al sistema de salud, pero en su cercana decisión se pronunciará sobre el matrimonio como tal.
El secretario de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Vicente Córdoba, envió al máximo tribunal un escrito que rechaza esa posibilidad con argumentos como que el matrimonio solamente debe ser entre un hombre y una mujer y que una eventual autorización de las uniones gay crearía un ambiente proclive a la homosexualidad.
La magistrada que prepara la ponencia del tema, María Victoria Calle, ha recibido además al menos medio centenar de pronunciamientos de ciudadanos, de universidades, de diversos grupos sociales y de las Naciones Unidas.

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

1 comentario

  1. vAiAtQQsTcJXpUBxe

    No hay que darle tantas ultveas al asunto. El video deja muy claro una realidad: Al ser legal el matrimonio gay en Masachussets, como lo es en Espaf1a, el lobby gay infiere que puede ser promocionado en la escuela, y los padres que se oponen a esa propaganda, que ha pasado de ser sectaria a ser legal, son ignorados y sancionados. Un atropello indecente de derechos fundamentales, pero es ased.Poco importa que la Declaracif3n Universal de los Derechos Humanos reconozca el derecho de los padres a decidir sobre la educacif3n de sus hijos y, en cambio, no recoja nada de todos esos supuestos derechos de los homosexuales. La celebracif3n del 60 aniversario de la Declaracif3n no es me1s que puro paripe9 para esa panda de neototalitarios. La pobre Declaracif3n, faltimo referente e9tico universal que queda, tiene los dedas contados.De hecho, uno de los contenidos que incluye la maldita Educacif3n para la Ciudadaneda que nos han impuesto en Espaf1a hace referencia expledcita a que tales Derechos Humanos no son algo definido y sf3lido, sino un mero acuerdo que puede cambiar con los tiempos. Ese es el concepto que tratan de inculcar a nuestros hijos sobre la Declaracif3n que aseguran ensef1ar a respetar con la EpC.Todos los lobbys laicistas del mundo van a intentar que dicha Declaracif3n elimine los derechos de la familia (y otros muchos) e incorpore los nuevos que se han sacado de la manga. Lo mismo van a hacer, a escala nacional, con la Constitucif3n espaf1ola. El positivismo e9tico y jureddico imperante no va a tardar en cargarse tan preciosos textos.De momento, como abrir un proceso constituyente obliga a disolver el Parlamento y a todo un follf3n que quieren eludir, se conforman con agujerear la Carta Magna a golpe de BOE y de pre1cticas de hecho . Como el Tribunal Constitucional no dice ni pedo ante estos asaltos por la puerta trasera, pues adelante con los faroles. Si la sociedad espaf1ola y occidental no se moviliza en masa, los pricipios e9ticos y morales que fundamentan nuestra cultura y que tantos siglos, esfuerzo y sangre ha costado conseguir, ire1n pronto al cubo de la basura.Me gusta: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *