CONTAMINACIÓN EN LA ESCUELA 53 Y ALREDEDORES DE LANUS ESTE

Los padres de la escuela primaria 53 de Chingolo, cortaron Las avenidas Donato Alvarez y Centenario Uruguayo, por varias horas en la tarde del lunes 20.
La razón es que a causa de gases contaminantes que salían de la química ARyL (aparentemente cerrada), hace más de 2 semanas no hay clases debido a que varios alumnos sufrían irritaciones, vómitos y ronchas en el cuerpo. El día Martes 14 se retomaron las clases por empuje del gobierno municipal, pero 15 chicos volvieron a sufrir ronchas, vómitos y otros síntomas, y 2 docentes se descompusieron. Defensa Civil, con su director Rodrigo Patiño a la cabeza, dijeron que no pasaba nada en la escuela, que era un contagio psicológico de los chicos, una supuesta "psicosis" de los niños. Algunos vecinos también comentaban en el piquete sobre la irritación que sufrían en sus gargantas y que sus hijos sufrían vómitos.
Con el piquete en la esquina y unos 50 padres en la puerta de la escuela, adentro se realizaba una reunión entre funcionarios municipales, policías y la secretaria general del Suteba Lanús. Salieron luego de un rato largo a dar explicaciones, y entre todos ellos, principalmente un policía de civil que dijo ser parte de la policía científica, aseguraron que en la química ARyL ya estaba todo controlado, que los barriles estaban protegidos y que ya no había riesgo luego de 10 días de trabajo. Ante los cuestionamientos de los padres, el policía tuvo que reconocer que tal vez las otras industrias de la zona larguen gases que irriten y descompongan a los chicos. Los funcionarios entregaron un documento que aseguraba que los riesgos de la química se redujeron, y que mañana debían empezar las clases.
Los padres rechazaron  esto de plano, ya que aún persiste el peligro, y el martes volverían a cortar las avenidas.
El papel de la dirección del Suteba es lamentable, ya que vinieron a la escuela para encubrir y dejar que los docentes que sufren también problemas de salud, vuelvan en estas condiciones a las aulas.
Este hecho de contaminación en el barrio no es un caso aislado, los vecinos sufren malestares de todo tipo, irritación en la garganta y otros síntomas cotidianamente. El lucro capitalista y la complicidad del gobierno avanzan sobre nuestra calidad de vida.
– exijamos una investigación científica en cada una de las fábricas de la zona, del aire y el agua en los alrededores, bajo control de una comisión vecinal.

– rechacemos el comienzo de las clases hasta que los riegos y la contaminación de la química ARyL, como de todas las fábricas de la zona sean eliminados.
– impuestos extraordinarios sobre las grandes fábricas de Lanús para garantizar una la debida eliminación de los residuos tóxicos.

– por un plan de vivienda para todos los vecinos que viven en los asentamientos de alrededor del polo industrial.

 

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *