Cortar el monòlogo en el HCDL para romper la inmanencia de la subjetividad antipopular

Sin hacer carácter de aquellos quienes, en romería santificada, se agrupan junto a políticas conceptualizaciones personificadas y tozudamente caen en la inmovilización histórica, degradando la realidad bajo un discurso floreado, es necesario proporcionar los aspectos analíticos que a uno hacen conducirlo a elegir cierta expresión partidaria como fuerza de cambio de la realidad que vivimos. Por eso mismo, no se trata de ocupar el rol de cierto boy/girl scout que trabaja a sueldo una determinada moral no autoimpuesta, sino màs bien, como en la anterior publicación, en bramido acto comunicacional, me dispongo a mencionar las condiciones del hecho-causa que a uno le exige determinar cierta calidad de voto para las elecciones del 23 de octubre.

 

Desde el texto que venimos construyendo hace unos años, es imposible no conciliar los conceptos que se entienden aquí: “Cortar el monólogo en el HCDL” (expresiòn del Frente de Izquierda y de los Trabajadores de Lanùs) y “romper la inmanencia de la subjetividad antipopular”.

La inmanencia de la subjetividad antipopular, no representaba otra cosa que, en una dialéctica natural (sentido común), uniforme discurso dentro del HCDL; es decir, una subjetividad que intenta plasmar una realidad homogénea contra el interés popular, contra las condiciones de vida del asalariado ocupado y desocupado. Justamente, una subjetividad con estas características, solipsista, en donde no existe otra realidad que la fundada por ella misma, no deja de demostrar un monòlogo en la textualidad presentada. La rotura de este monòlogo no significaría màs que la rotura del verglàs que impide la voz de las necesidades sociales, hoy imperantes, en los ámbitos de discusión legislativa. En este sentido, estos conceptos, “Cortar el monòlogo en el HCDL” y “romper la inmanencia de la subjetividad antipopular” se enuncian de un modo ejecutivo, acompañados de un hacer, evidenciando una praxis que se pronuncia y se afirma políticamente como cambio.

 

Esta misma consideración de estos conceptos se desenvuelve en briosa manera, lejos de entorpecerse en bradiatria alguna, dentro de un bregar constante: de una aspiración de real progreso mediante la conciencia crìtica de la realidad misma y sus posibilidades de transformación. Actúan como rotor en cadena de transmisión de la coherencia de efectuar un voto útil en octubre al votar al Frente de Izquierda y de los Trabajadores en Lanùs, participando de esta manera en la gran empresa que significa romper el soliloquio parlamentario comunal. Logrando que ingrese Lisandro Martínez al HCDL, lograremos terminar con este uni-recitado "deliberante".

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *