DEBATEN REGIMEN DE TRABAJO PARA PERSONAL DE CASAS PARTICULARES

La Cámara de Senadores se aprestará esta semana a debatir el proyecto de ley, que ya cuenta con sanción de Diputados, sobre el nuevo Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares.

Según fuentes de la Comisión de Trabajo de la Cámara alta, existe acuerdo entre los bloques mayoritarios para firmar el dictamen durante la próxima reunión de ese cuerpo, y luego elevarlo para que sea incluido en el Plan de Labor Parlamentaria de la sesión prevista para el próximo miércoles.

Sin embargo, el tema no será convertido en ley debido a que los senadores le realizarán algunos cambios a la iniciativa que originalmente envió el Poder Ejecutivo al Congreso.

El titular de la Comisión de Trabajo, Alfredo Martínez, reconoció que la intención de los senadores es volver a incluir algunas cuestiones que los diputados le quitaron al proyecto del gobierno nacional.

Entre otros aspectos, Martínez mencionó el artículo que establece que los estudios de los menores de entre 16 y 18 años contratados deberán ser pagados por el contratista.

Otro de los puntos que volvería a incluirse es el que aumenta los días de licencias por paternidad y maternidad, incluso en casos de adopción, y los equipara con el proyecto que ya tiene sanción del Senado y que permanece sin ser debatido en Diputados.

"Hay voluntad política, tanto del Frente para la Victoria como de la UCR, de sacar dictamen la próxima semana y tratarlo en sesión", mencionó Martínez.

El proyecto incluye la ampliación de varios derechos, como los de vacaciones pagas, aguinaldo e indemnización por despido, que se duplicará respecto de los niveles actuales. Además, obligará a los empleadores a contratar un seguro de accidentes.

La iniciativa modifica la ley de contrato de trabajo y establece nuevas condiciones laborales tanto para las empleadas domésticas como para aquellas personas que se dedican al cuidado de personas.

Entre otros aspectos, el proyecto limita la jornada laboral a 8 horas diarias, incorpora la licencia por maternidad y amplía el período de vacaciones.

En ese sentido, se establece que las empleadas de casas particulares podrán gozar de una licencia por maternidad de tres meses (comenzando 45 días antes del parto), mientras que el pago del salario correrá por cuenta de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), como ocurre en cualquier otro trabajo en relación de dependencia.

El texto establece que la jornada laboral quedará limitada a 8 horas por día y 48 horas semanales, a diferencia de la ley vigente, que permite hasta 12 horas diarias de trabajo para el personal sin retiro y no dispone límites horarios al personal con retiro.

Una vez que se convierta en ley el proyecto, el empleador podrá establecer una distribución desigual de las 48 horas de trabajo semanales, pero sin que ninguna jornada exceda las 9 horas.

La norma establece además un descanso semanal mínimo de 35 horas, a partir del sábado entre las 13 y las 16, mientras que la cantidad de días de vacaciones también se va a equiparar a lo que establece la ley de contrato de trabajo, con 14 días por año que van aumentando según la antigüedad.

Según ese régimen, el período de descanso anual llega a los 35 días una vez que se cumplen veinte años de servicio.

De acuerdo con el texto, las empleadas de casas particulares tendrán la misma cantidad de días de licencia por enfermedad; además, el empleador deberá contratar un seguro de riesgos de trabajo, y la indemnización por despido se duplicará (hoy es de medio mes de sueldo por cada año de antigüedad).

La iniciativa, que prohíbe además el trabajo a menores de 16 años, se aplicará en todos los casos (hasta ahora cubre sólo a quienes trabajan más de 4 horas por día, 4 veces por semana) e incluye a niñeras y a quienes cuiden adultos o discapacitados sin conocimientos profesionales.

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *