DEUDA MORAL EN LANUS Y LOMAS

Por Carlos Pianesi


Desde hace mucho tiempo que la lucha por la libre accesibilidad es una constante. Gracias al trabajo coordinado de algunas ONG y particulares, con el apoyo de algunas empresas, se ha logrado ir mejorando el tema de las "barreras" que se interponen entre la ciudad y los discapacitados. Pero lamentablemente falta mucho todavía por hacer y lo mejor que pudiera suceder un día es que las autoridades correspondientes comiencen a dar respuestas.
Cuándo llegarán los semáforos con sonido (hay que decirlo así por si no entienden), cuándo tendrán los no videntes la posibilidad de caminar sin caerse a raíz de las veredas rotas.
En cuanto a los discapacitados motrices, necesitamos mucho papel para dar nombre de las entidades públicas, bares y comercios en general que se siguen habilitando SIN CUMPLIR con la ley de accesibilidad. Y si quieren hablamos de las rampas. También podemos hablar de la cantidad de automóviles que se estacionan delante de las rampas en las esquinas y nadie hace nada. Quieren ir a un bar? Primero miren bien donde entran, vaya a no ser que tenga ganas de ir al baño, si, si, ese baño que no se puede llegar.
Más allá del compromiso que se genera en esta especie de contrato que se celebra entre un funcionario y la ciudadanía cuando asume a un cargo, existe una cuestión de "sentido común", "respeto" y "lógica" que parece no tenerse en cuenta o conocerse. Para hacerla corta, a estos "señores", si se los puede llamar señores, que dejan relegado en el tiempo las soluciones para que TODOS tengan la libertad de transitar por la ciudad, quizás hay que recordarles que los principios básicos de la convivencia nacen en el respeto al prójimo.
Quizás estamos pidiendo mucho, pero debemos seguir intentando hasta que entiendan que las soluciones a las necesidades de la gente son una obligación implícita en el desempeño de las funciones públicas, porque el Estado, llámese Gobierno Nacional, Provincial o Intendencias tienen la obligación de dar respuestas a esas necesidades sin tener que recurrir a la justicia para imponerlas.
Seguramente respondan…no hay presupuesto. Piénselo Sr. Funcionario, usted no sabe si mañana al cruzar la calle queda imposibilidato de usar sus piernas.

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

2 comentarios

  1. Patricia

    Clap! clap! clap! Por fin una nota sobre discapacidad en el distrito y la continua discriminación que sufrimos al no poder ni siquiera acceder al andén del tren en Lanús. Luego sale el intendente nombrando a la ciudad «libre de discriminación». A ver cuándo puedo llevar a mi nena discapacirada motriz a pasear en tren?

  2. Carlos

    Agradeciendo el comentario del artículo, le solicito a Patricia y cualquier persona con problemas similares, que se comuniquen conmigo mediante la radio AM 1320 radio Ciudad los viernes de 17 a 19 horas, o po0r e-mail de loa revista «Ética y Moral» revistaeticaymoral@yahoo.com.ar o al teléfono 155.126-4152. Muhas Gracias. Carlos Pianesi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *