LA CORTE RECHAZO INTERVENIR EN CONFLICTO POR INICIO DE JUICIO POR COIMAS A DE LA RUA

La Corte Suprema de Justicia de la Nación, rechazó hoy intervenir en un conflicto entre el Tribunal Oral que debe juzgar el pago de sobornos en el Senado durante el gobierno de la Alianza y la defensa del arrepentido del caso, Mario Pontaquarto, asegurando que el tribunal "debe ejercer el pertinente contralor del debate".
En una resolución difundida esta noche, el máximo tribunal del país resolvió "no hacer lugar" a un pedido del Tribunal Oral Federal 3 que debe juzgar el caso.
La resolución surge luego de que sus miembros pidieran intervención para resolver si Pontaquarto debía llegar a juicio con dos defensas, una particular por la causa central -por el pago de sobornos- y otra oficial por causas conexas durante su labor como secretario parlamentario de la Cámara Alta, informaron fuentes judiciales.
En ese marco los ministros Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt, Enrique Petracchi, Eugenio Zaffaroni, Elena Highton y Carmen Argibay advirtieron que "se encuentra todavía abierta la vía recursiva", en el caso que la defensa recurra en queja ante la Casación, y que "el tribunal como director del debate debe ejercer el pertinente contralor".
El juicio debía comenzar la semana pasada, pero quedó suspendido un día antes del inicio porque los jueces Gerardo Larrambebere, Miguel Pons y Guillermo Gordo entendieron que la Corte debía resolver cómo correspondía juzgar y defender a Pontaquarto.
En concreto su defensa particular se oponía a unificar las causas en un mismo debate, mientras que la defensa pública entendía que no podía coexistir con una privada, por lo cual dos días antes del inicio del debate se retiró el defensor oficial, que ahora fue cambiado.
Pontaquarto está procesado por cohecho a raíz del pago de sobornos para la aprobacion de la ley de Reforma Laboral en el gobierno de Fernando de la Rúa, pero además se lo juzgará por supuesta malversacion de caudales públicos, desmanejos de dinero de viáticos y por la presunta presentación de un recibo de gastos falso.
Ahora el tribunal deberá decidir si fija nueva fecha al debate para el que se habían convocado centenares de testigos, entre ellos senadores en actividad que iban a declarar por escrito y hasta la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, quien también contestaría un pliego de preguntas que ya se estaba elaborando.
Al banquillo de los acusados por cohecho activo o pasivo llegarán De La Rúa; el ex director de la SIDE, Fernando de Santibañes; el ex ministro de Trabajo, Alberto Flamarique; y ex legisladores como Alberto Tell, Augusto Alasino, Remo Contanzo y Ricardo Branda.
Todos fueron procesados por “cohecho activo", mientras que los senadores por el mismo delito aunque "pasivo", a raíz del supuesto pago de 4.300.000 pesos a senadores, el 26 de abril de 2000 en la casa del ex senador Emilio Cantarero, tras finalizar la sesión del Parlamento donde se votó la ley de Reforma Laboral.

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *