LA PALABRA DE SILVIO SANTANDER

Situaciones peculiares zarandearon su estantería y lo obligaron a transitar por un sendero de anomalía. Apoyado en su temple logró surcar esas mareas con hidalguía y mantenerse en el entorno de los vanguardistas.

 

El comienzo del 2013 trajo aparejado dificultades para Lanús en el recorrido por la Liga Nacional. Los inconvenientes migratorios de los extranjeros lo obligaron a disponer de una rotación corta y pelear tres encuentros con un arsenal disminuido. No obstante, el Granate conserva su espacio de privilegio en la tabla de posiciones de la Fase Regular, con 39.5 puntos continúa con el asegurado lugar de único escolta de Regatas.

 

En el espejo retrovisor se van alejando las caídas con Peñarol (82-84) y Argentino de Junín (76-88), así como la reciente victoria ante Sportivo 9 de Julio de Río Tercero (90-89). El itinerario le presenta al Grana dos duros escollos como visitante, el jueves a las 19.30 horas frente a Obras Sanitarias, y el sábado con Boca Juniors a las 20.

 

El plantel granate logró entrenar completo el domingo con el arribo de Robert Battle, quien aterrizó al país en la mañana del sábado. Asimismo, los jugadores Nicolás Laprovíttola, Adrián Boccia, William McFarlan y el propio Battle viajaron a Mar del Plata para intervenir en el prestigioso Juego de las Estrellas, que los tendrá como protagonistas en la noche del martes en el partido entre Nacionales y Extranjeros.

 

Con el objetivo de adentrarse en una lectura de la coyuntura de Lanús, la página oficial se entreveró en un mano a mano con el entrenador Silvio Santander. El coach comenzó la charla esbozando su análisis del 2013 al aseverar que “el equipo lo ha dado todo, no se guardó nada y se brindó al máximo que podía en cada uno de los tres partidos. Pasamos por una situación que no es normal, ya está, ahora empieza la otra etapa, que es la de entrenar a los extranjeros que han llegado 15 días mas tarde, por suerte ya estamos todos juntos”.

 

El comandante de la tropa granate abordó el tópico de la continuidad en los primeros puestos, aunque enfatizó como prioridad la búsqueda del rendimiento. “Estamos pensando en el funcionamiento, de tratar de entrenarlos a todos juntos para llegar bien al mes de marzo, que es donde se empiezan a definir un montón de situaciones. La idea es no mirar tanto los demás resultados, queremos ponernos cada vez mejor, estábamos en un momento interesante cuando nos fuimos al receso, ahora tenemos que  recuperar eso entrenando”, deslizó Santander.

 

La aglomeración de los intérpretes más destacados del universo del básquet argentino en el Juego de las Estrellas conlleva la novedad de cuatro granates en el plato principal. Sobre este circunstancia aportó su visión el entrenador: “Es un evento con una organización de excelencia, si el Club Lanús tienen cuatro jugadores debe enorgullecernos a todos. En primera instancia por la parte humana de cada uno que merece estar y después por el nombre del club, ya que relacionarse con un evento de estos lo tomo como muy positivo para la institución”.

 

El jueves se reeditará el clásico metropolitano con Obras Sanitarias, este compromiso acarrea una complejidad debido a la prestación de recursos del Tachero. “Individualmente es uno de los equipos muy ricos del torneo, que están tomando cada partido jugando en muy buen nivel, como lo hicieron recientemente en Mar del Plata y Bahía Blanca. Nos van a poner a prueba de tener que dar nuestra mejor versión para ganar”, analizó Santander.

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *