LO ASESINARON CUANDO LLEGABA A LA CASA DE SU HIJA A FESTEJAR EL CUMPLEAÑOS


Un constructor boliviano de 60 años fue asesinado de un balazo en el pecho cuando llegaba a la casa de su hija para festejar el cumpleaños de ésta y lo atacó un delincuente que descendió de un auto en el que viajaban otros tres cómplices con los que luego escapó, en el barrio porteño de Villa Lugano, informaron hoy fuentes policiales.
 Los investigadores no descartaban esta tarde ninguna hipótesis sobre el móvil del homicidio, incluso, la del intento de robo y también la de un crimen por problemas personales.
 La víctima fue identificada por la Policía como Simón Fuentes Montaño (60), de nacionalidad boliviano y quien trabajaba como constructor.
 Fuentes policiales informaron a Télam que el crimen de Fuentes Montaño fue cometido ayer, alrededor de las 14.40, en la calle Cañada de Gómez al 4600, a unas seis cuadras de la villa 20 de Lugano, en la zona sur de la Capital Federal.
 Todo comenzó cuando la víctima arribó al lugar a bordo de su camioneta Volkswagen Amarok color gris para dejar unas sillas en la casa de su hija donde ésta iba a festejar su cumpleaños, dijeron los informantes.
 Según las fuentes, el constructor comenzó a bajar las sillas cuando arribó al lugar un Volkswagen Fox nego con cuatro ocupantes del cuál descendió un hombre armado.
 "Vi todo el hecho cuando lo quisieron robar, me acerqué para ayudarlo y cuando el muchacho (por el delincuente) se sintió rodeado le tiró a él (por la víctima) y después nos apuntó a nosotros. Sentí una impotencia bárbara porque no pude hacer nada", contó esta mañana a la prensa un vecino del barrio que fue testigo presencial de lo ocurrido.
 Las fuentes precisaron que Fuentes Montaño recibió un balazo en el pecho de parte del delincuente que lo dejó tirado en el piso, malherido, mientras que el agresor abordó el Fox negro y huyó junto a sus tres cómplices sin robar nada.
 Para el vecino que presenció el homicidio se trató de un hecho "al voleo" y que antes del disparo hubo una discusión y un forcejeo entre la víctima y el tirador.
 Este testigo indicó, además, que luego de la fuga de los asesinos, la hija de la víctima, que es médica, auxilió a su padre y entre todos lo cargaron en su propia camioneta para llevarlo hasta un hospital pero en el camino se cruzaron con una ambulancia cuyos médicos constataron que el constructor baleado ya estaba muerto.
 "La ambulancia tardó media hora y tuvieron que llevarlo en su camioneta", dijo otra vecina que esta mañana se reunió junto a otros habitantes del barrio frente a la casa de la hija de la víctima para reclamar Justicia y mayores medidas de seguridad.
 Por su parte, la hija de Simón Fuentes expresó, entre lágrimas: "Nos destruyeron todo, no sabemos nada (de los delincuentes), ayúdennos a encontrar a los chorros".
 "Pedimos Justicia por un tipo que le dio todo a este país desde la mañana hasta la noche laburando", señaló otro de los familiares que dijo que no está seguro si los delincuentes quisieron robarle porque no le dieron "tiempo a nada".
 "(Los delincuentes) Pararon, le quisieron sacar aparentemente la camioneta y ahí nomás lo balearon adelante de la hija, del yerno y una bebita de tres meses", agregó.
 En tanto, efectivos de Gendarmería Nacional afectados al Operativo Cinturón Sur fueron alertados del hecho y realizaron los peritajes correspondientes en la escena del crimen.
 Los voceros señalaron que en el lugar del hecho los peritos secuestraron una vaina servida y un proyectil, ambos calibre 9 milímetros.
 Respecto de los homicidas, los pesquisas no determinaron el dominio del auto en el que se movilizaban pero sí que tenía una puerta chocada y que huyeron por Cañada de Gómez hacia avenida Fernández de la Cruz.
 El homicidio de Fuentes Montaño, quien residía a unas cinco cuadras de la escena del crimen, sobre Cañada de Gómez, es investigado por el fiscal de Instrucción porteño 44, Jorge Ballestero.
 Los investigadores procuraban esta tarde localizar cámaras de seguridad en la zona en busca de pista de los asesinos, al tiempo que la causa fue caratulada como "tentativa de robo a mano armada, disparo de arma de fuego y homicidio".
 El crimen del constructor boliviano fue cometido a unas 15 cuadras de donde el 19 de agosto pasado asesinaron de un balazo a Melina López (18), a metros de la sucursal del hipermercado Jumbo, en el cruce de las avenidas Fernández de la Cruz y Escalada, donde su novio se resistió a que dos delincuentes le robaran una pequeña cartera.

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *