MATAN DE UN TIRO EN LA CABEZA A UN POLICIA FEDERAL EN VILLA CRESPO

Un suboficial de la Policía Federal (PFA) fue asesinado hoy de un tiro en la cabeza por uno de los cuatro delincuentes que, vestidos como obreros, asaltaron a un financista que se dirigía al banco que la víctima custodiaba en el barrio porteño de Villa Crespo, informaron fuentes policiales.


El policía fallecido era el sargento primero Juan Orlando Castillo (44), numerario de la División Armamento y Munición quien, además, prestaba servicio como policía adicional en la sucursal del Banco Nación de avenida Córdoba 4402, esquina Julián Alvarez.
Castillo es el décimo sexto efectivo de una fuerza de seguridad asesinado en el área metropolitana y el tercero de la PFA, en lo que va del año.


El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, aseguró que el policía "falleció protegiendo a los ciudadanos" y le envió un mensaje a los familiares de la víctima, a quienes les dijo que "tengan la certeza" de que no descansará hasta detener "a los delincuentes que cometieron este crimen cobarde".


El hecho ocurrió alrededor de las 11 en la esquina de avenida Córdoba y Lavalleja, donde se produjo un asalto en la calle justo delante de un kiosco.
Según las fuentes, la víctima del asalto fue un prestamista que iba a hacer un depósito de dinero -la cifra no trascendió-, desde sus oficinas ubicadas en Lavalleja 1191, al Banco Nación situado a una cuadra.


Si bien en principio algunos vecinos contaron a la prensa que el policía venía acompañando a la víctima del asalto desde la financiera, tres fuentes policiales lo desmintieron y aclararon a Télam que Castillo sólo trabajaba en el banco y de allí había salido, uniformado, hacia el lugar donde finalmente lo mataron.


Fuentes policiales y vecinos de la zona indicaron a Télam que los delincuentes eran cuatro vestidos como falsos operarios, con cascos y barbijos, que simulaban hacer reparaciones en la vía pública.


Cuando el suboficial Castillo advirtió que se trataba de un asalto, alcanzó a sacar y montar su pistola reglamentaria, pero uno de los cuatro ladrones fue más rápido, lo sorprendió por la espalda, lo tomó del cuello y le efectuó un tiro en la cabeza.


En total, los delincuentes eran seis, ya que los cuatro falsos operarios escaparon del lugar a toda velocidad en dos motos conducidas por otros dos cómplices que actuaban de choferes.
"Se fueron a toda velocidad montados en dos motos, tres delincuentes en cada una de ellas", dijo a Télam uno de los jefes policiales que investiga el caso.


Castillo quedó gravemente herido tendido en la vereda, con el arma reglamentaria que no alcanzó a usar, tirada a su lado. En pocos minutos, un helicóptero de la PFA fue enviado al lugar y aterrizó en plena avenida Córdoba y Pringles, para el traslado del efectivo baleado.
Castillo fue asistido durante el vuelo al hospital policial Churruca, pero allí llegó fallecido por la gravedad de la herida.


El caso es investigado por la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 14, a cargo del fiscal Andrés Esteban Madrea, quien estuvo en el lugar dando las primeras instrucciones.
El fiscal ordenó buscar todos los videos de las cámaras de tránsito y seguridad que hay en la zona, con el objetivo de poder encontrar alguna imagen que ayude en la individualización de los delincuentes.
Además de la comisaría 25a., el fiscal puso a trabajar en el caso a los detectives de la División Fraudes Bancarios de la PFA, especialistas en las bandas que cometen salideras en entidades financieras, aunque también colaborarán en la pesquisa sus colegas
de Homicidios y de Robos y Hurtos.


"Esta gente hizo inteligencia previa y estaba organizada. Montaron una farsa como operarios para pasar inadvertidos. Tenían todo estudiado o alguien les aportó el dato de que el prestamista iba a pasar con el dinero", afirmó a Télam otro de los investigadores.


En tanto, el secretario Berni dijo este mediodía que "la irracionalidad de los violentos lastimó a toda la sociedad". "Este es un hecho luctuoso que nos llena de tristeza. Castillo falleció protegiendo a los ciudadanos, cayó en servicio, un servicio que es fundamentalmente solidaridad con el otro. Para mí personalmente, como cabeza del sistema de seguridad, es una pérdida muy dolorosa", agregó el funcionario.
Finalmente, Berni envió un mensaje a los familiares de Castillo: "Les hago llegar mi más sentido pésame, quiero que tengan la certeza de que no descansaremos hasta que llevemos ante la Justicia a los delincuentes que cometieron este crimen cobarde".

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *