NUEVO REVÉS JUDICIAL PARA LA AGRUPACION DE ABOGADOS “NUEVO COLEGIO” QUE DIRIGE EL DR. DE PASCALE

El Dr. De Páscale, para estas pascuas ha tenido nuevamente un revés judicial. La justicia rechazó su pretensión cautelar por no haber acreditado los extremos legales que exige la normativa para este tipo de procesos para suspender las elecciones en el Colegio de Abogados de Avellaneda – Lanús, CAAL.

La agrupación Nuevo Colegio en su derrotero sigue acumulando yerros en su haber, primero con la decisión del fiscal general de Lomas de Zamora quien aparto el fiscal de Avellaneda por las irregularidades en el ilegal allanamiento al Colegio de Abogados de Avellaneda – Lanús, y ahora con el rechazo de la medida cautelar en la acción de amparo iniciada por el Lomense.

La interna y la embestida de parte de la agrupación Nuevo Colegio seguirá dando que hablar.

Aquí fallo completo, el que sin dudas será apelado.

DE PASCALE GABRIEL FABIAN C/ COLEGIO DE ABOGADOS DEL DEPARTAMENTO JUDICIAL DE AVELLANEDA LANUS S/ AMPARO. Expte. N.° 11050 

En la ciudad de Lanús, a los 28 de Marzo de 2018, se reúnen los Señores Jueces del Tribunal del Trabajo nº 3 de Lanús, a fin de resolver la procedencia de la medida cautelar solicitada en estos autos caratulados: «DE PASCALE GABRIEL FABIAN C/ COLEGIO DE ABOGADOS DEL DEPARTAMENTO JUDICIAL DE AVELLANEDA LANUS S/ AMPARO Exp. nro.: 11050» a cuyo efecto y previo sorteo y en el siguiente orden: Dres. Arodin Valcarce, Fernando M. Ibarra y Miguel Angel Osso procedieron a plantear y votar por separado la siguiente:

CUESTION UNICA: ¿Es procedente la medida cautelar solicitada a fs. 21 vta ?

ANTECEDENTES: A fs. 17 se presenta el Dr. Gabriel Fabian De Pascale, abogado en causa propia, con el patrocinio letrado de los Dres. Tomas Hutchinson y Maria Laura Gnas solicitando a fs. 21 vta se dicte una medida cautelar ordenándose la suspensión del dictado – por parte del Consejo Directivo del CAAL- del cronograma electoral como también la confección del padrón adicional cuyo cierre operaria el 15 de abril próximo (art. 106 y 108 del reglamento de la ley 5177) (ver fs. 53 vta)

La actora manifiesta que el Colegio de abogados de Avellaneda Lanus, ha creado una Comisión de Análisis que tiende a demorar el pase al nuevo colegio y a entorpecer la participación electoral. Se intenta restringir la participación en la elección de las autoridades que nos van a regir en nuestro ejercicio profesional y en la elección de quienes van a regir la disciplina del matriculado, atento que el padrón adicional cierra el 15 de abril de 2018 . (art. 108 del Reglamento ley 5177)

A LA PRIMERA CUESTION: El Sr. Juez Dr. Arodín Valcarce dijo:

En las presentes actuaciones se inicia acción de amparo en los términos de la ley 13.928 contra el Colegio de Abogados de Avellaneda Lanus, por la omisión de la tramitación de la solicitud de traspaso de matricula proveniente del Colegio de Abogados de Lomas de Zamora .

Asimismo solicita como medida cautelar se ordene suspensión del dictado- por parte del Consejo Directivo del CAAL- del cronograma electoral como también la confección del padrón adicional cuyo cierre operaria el 15 de abril próximo (art. 106 y 108 del reglamento de la ley 5177) (fs. 53 vta) c

A fs. 54 pasan los autos al acuerdo.-

El dictado de una medida cautelar tiende a proteger un derecho verosímil a fin de que no resulte inocuo el procedimiento que ponga fin al proceso. Su procedencia está sujeta a presupuestos específicos: la verosimilitud del derecho y el peligro en la demora.-

Ello pues, si bien debe tenerse un criterio amplio para su adopción, para evitar la frustración de los derechos de las partes y el dictado de sentencias definitivas finalmente ineficaces, deberán encontrarse acreditados previamente esos requisitos, los que son imprescindibles para su viabilidad.-

Respecto al peligro en la demora es de apreciar que es una de las bases inexcusables para la procedencia de medidas cautelares como la solicitada. Es el temor al daño inminente el interés jurídico que hace viable la adopción de la medida, interés que reviste carácter actual al momento de la petición (Di Iorio, alfredo Jorge, «Nociones sobre Teoría General de las Medidas Cautelares»). Es decir, debemos encontrarnos ante una frustración actual o inminente, cuya cesación inmediata es el único interés del peticionante y agota el cometido de la función jurisdiccional.-

Así las cosas, este Tribunal intimó, previamente, a la parte actora a fs. 49 que acredite los extremos previstos para la concesión de la medida cautelar.

A fs. 51/53 la accionante cumple tal requerimiento.

Sin embargo, luego de un pormenorizado análisis de los elementos aportados por la reclamante, no encuentro acreditado en autos la verosimilitud del derecho requerida para el dictado de la medida cautelar solicitada, careciendo de elementos de juicio para determinar si el actor se encuentra legitimado para ser inscripto en el Colegio de Abogados de Avellaneda Lanus.

Asimismo, no encuentro demostrado en las presentes actuaciones, el extremo de que la tutela jurídica definitiva que persigue pueda frustrarse en los hechos por el transcurso del tiempo, tomando en consideración los exiguos plazos en que se sustanciará el presente proceso sobre amparo.

No advirtiéndose prima facie que en la petición y los elementos probatorios acompañados, que se configuren los extremos exigidos para la procedencia de cualquier medida cautelar (verosimilitud del derecho y peligro en la demora), los cuales constituyen el marco de apreciación requerible para las medidas cautelares en general y particularmente para el tipo de medida solicitada.-

Ello hace que no se configure el temor fundado en la producción de un daño de no protegerla en forma inmediata con una medida cautelar como la que se pretende que coincide con el fondo de la cuestión.-

Asimismo, tengo presente que si bien ocurre muchas veces, no corresponde solicitar y mucho menos conceder, medidas cautelares cuyo resultado sea exactamente el mismo que el peticionado con al sentencia , pues se trataría de un pronunciamiento anticipatorio, violatorio del debido proceso y de la defensa en juicio. «no resulta posible a titulo de medida cautelar y menos aún a través de la medida innovativa excepcional, obtener la satisfacción anticipada de lo que constituye el motivo del pleito. (art 163inc 6 CPBA, art. 15 ley 7166). C1 CivCom La Plata sala I 15/4/99 «Fabbi Virginia V.A c/ provincia de Buenos Aires (Inst. Prev.Social)s/recurso de amparo» Expte 233316 (Maximiliano Alberto Ceballos Amparo en la Provincia de Buenos Aires) .

Por las consideraciones expuestas, considero no hacer lugar a la medida cautelar solicitada a fs. 21 vta.

ASI LO VOTO

Los Sres. Jueces Dres. Fernando M. Ibarra y Miguel Angel Osso , votaron en igual sentido por compartir los fundamentos.-

POR ELLO:

EL TRIBUNAL DEL TRABAJO NRO. 3 DE LANÚS

RESUELVE:

1) RECHAZAR la medida cautelar solicitada a fs. 21 vta. ( arts. 195 y cc. CPCC; art. 9 de la ley 13.928, texto según ley 14.192).-

2) Regístrese. Notifíquese, a la parte actora con carácter urgente y con habilitación de días y horas inhábiles.

 

Dr. Arodin Valcarce

Juez del Trabajo

 

Dr. Fernando M. Ibarra Dr. Miguel Angel Osso

Juez de Trabajo Juez del Trabajo

ante mí

DRA. CARLA R. CAPRARO SECRETARIA

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *