Saludo de fin de año a las familias de la provincia de Buenos Aires

Queridas Familias de la Provincia 

Después de un 2008 pleno de acontecimientos, en el que compartimos el duro trabajo diario, quiero saludarlos afectuosamente para estas Fiestas de fin de año. Es momento de Fe y de esperanza, pero también de compartir reflexiones y sentimientos.  

Soy consciente de los desafíos que enfrentamos. Hemos dado lo mejor de nosotros para hacernos cargo de los problemas y encontrar soluciones concretas enmarcadas en valores como el diálogo, el consenso, la responsabilidad, la justicia social, la defensa de la vida y la ética del trabajo. Lo hicimos junto a los 134 intendentes de la Provincia, porque el municipio es el primer encuentro del ciudadano con el Estado.  

Argentina ha cumplido 25 años de plena vigencia del Estado de Derecho. Este hito nos enseña que es posible creer en el valor de nuestros esfuerzos, del respeto mutuo, y de nuestra capacidad presente y futura de seguir avanzando por la dignidad ciudadana, la seguridad y la igualdad de oportunidades.  

Nuestras libertades democráticas, empezando por el derecho a la vida, no pueden ser atropelladas ni amenazadas por quienes eligieron la cultura de la violencia. Por eso agradezco y saludo con especial afecto a los hombres y mujeres de nuestra Policía, que exponen sus vidas día a día para cuidar a sus prójimos.  

Mis más profundos sentimientos de solidaridad están dedicados a quienes perdieron a un ser querido en manos del delito o de la droga. Son días en donde las ausencias a la mesa familiar se sienten con más profundidad, y ante el dolor de esas pérdidas irreparables, quiero renovar mi firme determinación de luchar contra el crimen, la inseguridad y el narcotráfico.  

La misma determinación que me llevará a no descansar en la tarea de cuidar cada uno de los puestos de trabajo que supimos conseguir. Quiero llevar tranquilidad a los trabajadores de la Provincia frente a la crisis financiera internacional y que los jóvenes sigan confiando en el valor del esfuerzo y de la educación, clave del futuro.  

Es un contexto difícil pero que nos encuentra con una economía con bases mucho más sólidas. Mi objetivo es dotarla de mayores inversiones productivas, innovación y competitividad. No es tiempo para el individualismo ni la apatía, tenemos sobradas razones para creer en nuestra capacidad de superación. 

Sabemos que 2009 será un año signado por las elecciones legislativas. Convoco a todas las fuerzas políticas a cuidar a la Provincia a través de un debate de ideas democrático, positivo y constructivo, destinado al servicio del ciudadano y que contribuya al progreso de toda la Nación Argentina. 

Cuando esta noche estemos celebrando junto a los nuestros, los invito a reavivar la esperanza de que en 2009 reine la paz, la salud y el trabajo en la Provincia de Buenos Aires.     

Desde el corazón, ¡muy feliz año para todos! 

Daniel Scioli

 

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *