UN JUEZ DESTACÓ LA LABOR DE LOS SERVICIOS DE PROTECCIÓN DE LA NIÑEZ DE LOMAS Y LANÚS

Se trata de Gabriel Vitale, juez de Garantías de Lomas de Zamora, quien sobreseyó a un hombre, que estuvo detenido en 2012 por golpear a sus hijos y logró recuperarse a través de la asistencia articulada de la Justicia y los estados municipales. Actualmente, regresó a vivir con su familia, superó la adicción al alcohol y comparte con sus hijos y su mujer la administración de una verdulería.

El juez de Garantías 8 de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, dispuso el sobreseimiento de un hombre que estuvo detenido por golpear a sus hijos, en un hecho ocurrido en el barrio Santa Catalina, en Lomas, en agosto de 2012. En la interesante resolución, el magistrado destacó el accionar conjunto de la Justicia y los Servicios de Protección de la Niñez de Lanús y Lomas que permitieron recomponer los lazos familiares que se habían quebrado por la situación de violencia familiar.

En este hecho, por primera vez la Justicia implementó la figura del Abogado del Niño para tutelar los derechos de los dos menores agredidos por su padre. La decisión de sobreseer al imputado – identificado como L.C – fue respaldada por el propio fiscal del caso, a partir de los informes que presentaron los especialistas que intervinieron en el caso.
“Estos casos que nos atañen, deben ser abordados necesariamente por la política pública descentralizada; los servicios locales y los servicios zonales, como primer espacio donde trabajar con las problemáticas intrafamiliares para construir una estrategia efectiva de intervención”, señaló el magistrado en la resolución, a la que tuvo acceso DiarioConurbano.com
Vitale sostuvo que “en tiempos de linchamientos, se nos impone una acentuada interpretación sobre la interdependencia de los actores estatales, sus roles y funciones, realzando el interés individual y especifico, emergiendo por sobre el clamor e imaginario social”.
Además, destacó la positiva actuación de los servicios locales de Lomas y Lanús en el cumplimiento de las medidas cautelares en relación al padre de los niños L. y N. , de 9 y 11 años. El hombre, luego de estar detenido por el delito de lesiones, tuvo una restricción perimetral y debió concurrir a un tratamiento psicológico en el Hospital Alende de Budge.
“La posibilidad de haber logrado un nuevo trabajo familiar a través de la puesta en marcha de un emprendimiento de verdulería, las división de roles en el cumplimiento de pautas familiares mínimas, como llevar a los niños a la escuela, cuidarlos entre ambos padres y que los mismos, colaboren en la tareas familiares y especialmente haberse quebrado el circuito de comunicación violenta, sumado a la recuperación por parte del imputado de autos del abuso de alcohol y la participación grupal en la Iglesia Evangélica de su barrio, en su conjunto es influencia directa de la comunicación y coordinación entre los diferentes operadores intervinientes en un plano de estrategia común”, detalló el juez lomense.
Con respecto al imputado, recordó que “ tras la privación de la libertad, fue dejado de lado por la mano de obra informal de la construcción y ante ello, y emprendió familiarmente el expendio de verduras, adecuando su capacidad a las necesidades individuales y familiares”.
Con esos fundamentos, en donde se incluyó el testimonio de la esposa del imputado y de las propias víctimas, el juez Vitale dispuso la extinción de la acción penal y el sobreseimiento del hombre.
L.C. había sido denunciado por el Foro de Seguridad de Santa Catalina por golpear a sus hijos, situación que quedó comprobada. Luego de estar detenido, se sometió a distintas medidas, entre ellas la restricción del hogar y la obligación de iniciar un tratamiento psicológico. La articulación entre la Justicia y los estamentos municipales permitió al hombre recomponerse y dejar atrás la adicción al alcohol que lo llevaba a situaciones violentas. De esta forma, se llegó a su sobreseimiento.

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *