UN LADRÓN MURIÓ BALEADO EN QUILMES POR LA POLICÍA CUANDO HUÍA DE UNA ENTRADERA

Un delincuente armado murió baleado cuando huía de dos policías que llegaron a auxiliar a una familia a la casa donde había cometido una entradera junto a dos cómplices que lograron escapar, en la localidad bonaerense de Don Bosco, partido de Quilmes, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió alrededor de las 21 de anoche en la mencionada localidad del partido de Quilmes, cuando el dueño de casa, un taxista de 49 años, una de sus hijas y su yerno, fueron sorprendidos por tres ladrones cuando entraban a la vivienda.

Los tres fueron obligados a ingresar  por los delincuentes, que los mantuvieron de rehenes junto al al resto de la familia que se hallaba adentro: la esposa del taxista, de 53 años, y otra de sus hijas.

Los asaltantes comenzaron a apoderarse de elementos de valor y los movimientos sospechosos fueron vistos por un vecino que llamó a la línea de emergencias 911, por lo que de inmediato se irradió el alerta y un móvil del Comando de Patrullas de Quilmes Este se dirigió al lugar por un «robo en proceso».

De acuerdo a lo que relataron luego las víctimas del asalto, instantes antes del llegada del patrullero uno de los ladrones escapó por el frente y otro lo hizo por los fondos, mientras que el tercero quedó rezagado y se encontró con el móvil y los policías en la puerta.

Después del enfretamiento con los efectivos, el ladrón quedó tendido en el piso por los impactos de bala, muriendo a escasas horas de la llegada al nosocomio donde fue trasladado.

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *