COMUNICADO DE LA RECTORA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE LANÚS POR EL GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA

CONSIDERANDO: Que el respeto y la defensa de los derechos humanos constituyen la base para la organización y la convivencia ciudadana y de los Pueblos.
Que resultan políticamente injustificables, además de éticamente reprobables, las acciones de violencia que persiguen la expulsión de las autoridades legítimamente constituidas, así como la agresión a quienes se manifiestan en defensa de las mismas.
Que la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que ninguna persona debe ser sometida a tortura, maltrato, vejación o amenaza, ni puede ser perseguida o agredida por sus ideas o por la representación y defensa democrática de las mismas.
Que la misma Declaración Universal propone como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que, tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembro como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.
Que en su artículo 21 declara que: “Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos (…) 3. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto”.
Que toda expresión de racismo merece en forma terminante el total y absoluto rechazo de parte de toda la comunidad internacional, provenga de donde provenga.
Que el gobierno argentino, así como los gobiernos elegidos democráticamente en América latina y el mundo condenen el golpe de Estado perpetrado en la hermana República Plurinacional de Bolivia, y contribuyan al reestablecimiento del diálogo y la paz social,
Que bajo ninguna condición puede aceptarse que la razón emerja de la violencia aplicada por grupos sectarios que han eludido las vías institucionales y democráticas para hacerse del poder.
Que sólo a través de elecciones libres y transparentes y con pleno respeto de las instituciones se puede dar origen a gobiernos democráticos.
Que las recomendaciones de la OEA para que se llevara a cabo un nuevo proceso electoral fueron aceptadas por el Presidente Morales, demostrando que existían garantías para el respeto de la decisión de la ciudadanía en el sufragio.
Que resulta necesario exigir el respeto a la integridad física y del patrimonio de todos y cada uno de los miembros del Gobierno, autoridades locales, militantes, líderes sociales y sus familiares, así como de todos aquellos que manifiesten públicamente su apoyo al gobierno de Morales Ayma.
Que es menester reclamar a los Órganos Internacionales de Derechos Humanos que exijan el esclarecimiento de los actos de violencia cometidos, el juicio y castigo a los responsables, y el restablecimiento del orden, la paz, la convivencia social y la democracia en la hermana República de Bolivia.
Que Evo Morales Ayma es doctor honoris causa de la Universidad Nacional de Lanus,
Que Álvaro Garcia Linera es profesor honorario de la Universidad Nacional de Lanus,
Que, la UNLa tiene entre sus fines, educar en “el respeto y defensa de los derechos humanos”, “contribuyendo en todo momento a la confraternidad y a la paz entre los pueblos”;
Que, el 20 de octubre del corriente año la fórmula presidencial de Evo Morales Ayma y Álvaro García Linera del Movimiento al Socialismo (MAS), alcanzaron el triunfo electoral en primera vuelta;
Qué, desconociendo el resultado, fuerzas policiales se acuartelaron y grupos de paramilitares y de civiles opositores iniciaron movilizaciones y actos de violencia contra personas, instituciones y bienes, generando un clima de intolerancia y de ingobernabilidad;
Que, frente a estos actos violentos, el Presiente Morales denunció ante la comunidad internacional que se inició un golpe de Estado contra la democracia boliviana;
Que, el 30 de octubre la Secretaría General de la OEA y el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, firmaron un acuerdo para que el organismo regional realice una auditoría de la elección;
Qué, realizada la auditoria, la OEA planteó que el MAS obtuvo el triunfo electoral, pero que a su entender “no puede validar una victoria en primera vuelta”;
Qué, el día 10 de noviembre Evo Morales acató el informe de la OEA aceptando ir a una segunda vuelta electoral;
Qué, pese a la voluntad de diálogo y a la convocatoria de una nueva elección, la escalada de violencia aumentó e incluyó amenazas e intimidaciones a familiares de las autoridades electas;
Que, el 10 de noviembre el jefe de las Fuerzas Armadas “sugirió” la renuncia del Presidente, generando las condiciones para que se efectúe un golpe de Estado;
Que, tras la declaración de las FFAA, el Presidente y su gabinete, bajo manifiesta presión, presentaron su renuncia, denunciando un golpe de Estado y destacando que sus dimisiones apuntaban a recuperar la paz social y política del país;
Que, el MAS conduce hace 13 años una revolución pacífica y democrática que bajó la pobreza y la indigencia, implementó una cobertura social universal para los más humildes y democratizó el acceso a la salud, la vivienda, el deporte y al agua potable de todas y todos los habitantes;
Que, el MAS elevó culturalmente la Nación, erradicó el analfabetismo y creó universidades indígenas democratizando el conocimiento;
Que, el MAS sancionó una Carta Magna que estableció la plurinacionalidad del Estado y los derechos económicos, políticos y sociales del pueblo indígena postergado por siglos;
Que, el MAS industrializó Bolivia, nacionalizó sus recursos naturales, refundó la infraestructura y que gracias a eso actualmente el país protagoniza el modelo económico de mayor crecimiento del Continente;
Que, el golpe de Estado contra el gobierno democrático vaticina un aumento de la violencia y del enfrentamiento en el país y en la región;
Que, el golpe de Estado integra un ciclo político de desestabilizaciones de los gobiernos populares en la región, con la finalidad de apropiarse de los recursos naturales y empobrecer a los países profundizando la condición de dependencia;
Por ello, expreso mi más profundo rechazo a esta nueva alteración del orden democrático en América. Mi respeto y consideración por el compañero Evo Morales Ayma, presidente constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia, y su vicepresidente, el compañero Álvaro García Linera.

Ana Jaramillo
Rectora de la Universidad Nacional de Lanús

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

53 comentarios

  1. Marisa Scaffa

    si no hay alternancia en el poder, si se acomoda la constitución a favor de una persona, NO es golpe de estado, es un NO ROTUNDO A LA CORRUPCIÓN Y A LA TIRANIA. Dejen de acomodar las cosas a gusto para llevar agua a su molino. El titulo es tendencioso.

  2. Adriana Fernandez

    . Se enamoran del poder y le meten los cuernos a la democracia y a la Constitucion.
    Es el problema de los gob de izquierda, dejan de ser humildes, les gana el ego. Y son temerosos de sus mismos compañeros ideologicos. Y clasistas «Yo, despues los demas» hasta la muerte.

    • Vanesa Rivas

      Eugenia Candia eso no fue Golpe de Estado.. las fuerzas reprimieron y mataron gente y el.no se fue por los muertos ..se fue por los caceroleros amigos de él que pedían la tarasca.. por eso no salgo más por los ahorita que la chupen

  3. Vanesa Rivas

    A De la Rúa lo voltearon los ahorristas. . Le importó nada la gente sin empleo o con hambre. Por eso ni muerta aun odiando a macri, salgo a ponerle banca a los forros de los ahorristas que cuando la gente corta para pelear por su fuente de trabajo, Ellis se ofendn. .que se queden con la guita de ellos a mi hace años que no me importan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *