TRES DETENIDOS POR EL CRIMEN DEL POLICIA ASESINADO EN AVELLANEDA

Tres personas fueron detenidas hoy acusadas de haber participado del crimen del capitán de la policía bonaerense Alberto Reynoso, asesinado de un balazo en el cuello por delincuentes que lo atacaron para robarle el arma reglamentaria cuando en la madrugada del lunes pasado custodiaba una fábrica metalúrgica en el partido de Avellaneda.
Fuentes policiales informaron que las detenciones se concretaron hoy a las 6, cuando personal de las comisarías 3ra. y 6ta. de Avellaneda, con asistencia del Grupo Especial Halcón, realizaron allanamientos en dos domicilios ubicados en Coronel Brandsen 2157 y Cnel. Brandsen 2135, en la localidad de Crucesita, a tan sólo una cuadra de distancia del lugar del crimen.
Según dijeron los voceros consultados por Télam, en el primero de los inmuebles fue arrestado un hombre identificado como Matías Alberto Cerón (28), en tanto que en el segundo fueron apresados los hermanos Claudio Edgardo y Danilo Eduardo Castro (de 32 y 31 años respectivamente).
Los tres sospechosos, todos con antecedentes penales por el delito de "robo calificado", tenían bolsos preparados con ropa y pertenencias personales, por lo que los investigadores creen que sabían que los buscaba la policía y planeaban fugarse.
Además de las detenciones, los uniformados encontraron escondida debajo de la cama de Danilo Castro, sindicado como el autor material del disparo que mató a Reynoso (53), una pistola Browning calibre 9 milímetros con la numeración suprimida.
Esa pistola deberá será sometida a peritajes con la intención de averiguar si es el arma homicida o la perteneciente al policía asesinado.
El crimen fue cometido a las 2 del lunes pasado, en la esquina de Comandante Spurr y Coronel Brandsen, de la localidad de Sarandí, en Avellaneda, donde el capitán custodiaba desde una garita a una metalúrgica.
Un vocero judicial precisó a Télam que el efectivo realizaba dicha tarea de manera particular, por lo que se encontraba franco de servicio y vestido de civil.
El oficial se encontraba dentro de la garita cuando fue abordado por tres jóvenes que iban a pie, uno de los cuales le efectuó un disparo a la altura del cuello que le produjo una hemorragia y, momentos más tarde, la muerte.
La principal hipótesis de los pesquisas apunta a que los delincuentes buscaron desde un comienzo apoderarse del arma del capitán y, como éste se resistió, lo balearon.
Tras analizar las grabaciones de las cámaras de seguridad de la empresa y de entrevistar a vecinos del barrio, las autoridades supieron que se trataba de delincuentes conocidos en la zona que vivían a tan sólo una cuadra del lugar del crimen.
Tras conseguir individualizar a los sospechosos se solicitaron las órdenes de allanamientos concretadas esta mañana. 
La causa es investigada por la fiscal Alejandra Olmos Coronel, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 1 de Avellaneda.

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *