Mortalidad infantil: piden la renuncia del secretario de Salud

La Coalición Cívica (CC) de Lomas de Zamora pidió la renuncia del secretario de Salud local, Roberto Panno, por no haber concurrido a una reunión de la Comisión de Salud conformada por el Concejo Deliberante para evaluar la tasa de mortalidad infantil en el distrito, y no haber tomado las medidas necesarias para contrarrestar esa problemática cuyo índice en el partido es del 16,1 por mil, uno de los más altos del conurbano bonaerense. Sin embargo, el funcionario antepuso desconocer esa convocatoria del Legislativo local.

El concejal Rosendo Pedernera, del partido que lideraba Elisa Carrió, denunció a AUNO que esa actitud del secretario de Salud evidencia una “negación del problema” por parte del Ejecutivo, que no reconoce un “aumento proporcional” del 26 por ciento en los índices de defunciones infantiles medido por el Ministerio de Salud bonaerense, en su mayoría debido a “causas evitables relacionadas con la pobreza”.

Según Pedernera, el 11 de julio Panno concurrió a un cónclave con los concejales en que detalló la situación del sistema sanitario lomense y se “comprometió” a presentar un informe sobre mortalidad infantil en una reunión con los concejales.

Sin embargo, hasta hoy no sólo esa Secretaría no ha dado a conocer un análisis acabado de la situación sino que, tras una segunda convocatoria, los concejales oficialistas del Partido Justicialista (PJ) no se presentaron, de modo que siquiera se alcanzó el quórum necesario para efectuar la sesión.

En diálogo con AUNO, Panno aclaró que su Secretaría no fue convocada para participar en esa junta y que si lo hubiese sido, hubiera concurrido porque “la mortalidad es un tema que preocupa a toda la Municipalidad, no sólo al Concejo Deliberante, y los concejales lo saben”, sentenció.

En referencia a los cuadros de desnutrición, Panno admitió que en Lomas de Zamora “hay chicos en vías de desnutrición o con grados leves, que se pueden recuperar con una provisión de proteínas y vitaminas, y con leche materna o reforzada”.

NÚMEROS PARA TENER EN CUENTA
Según el último informe del Ministerio de Salud bonaerense, la región sanitaria VI presentó en 2007 una tasa de mortalidad del 14,3 por mil, de la cual 16,1 corresponde a Lomas de Zamora. Si bien en la zona –que abarca a Esteban Echeverría, Lanús, Almirante Brown, Avellaneda, Quilmes, Ezeiza, Florencio Varela y Berazategui– la cantidad de muertes es cercana a la de nacimientos, que fue de 18,3 por mil, existen dos elementos para tener en cuenta.

En primer lugar, el distrito lomense presentó un incremento “proporcional” de la mortalidad en niños durante los últimos años. En 2005 se registraron 136 muertes de chicos menores de un año, lo que se traduce en un índice de fallecimientos del 11,5 por mil; en 2006 murieron 140 niños, que representa una tasa del 13 por mil; y en 2007 se produjeron 179 fallecimientos. No obstante, si bien la cantidad de chicos que nacieron con la de los que fallecieron son cercanas, no se le quita gravedad al índice de mortalidad.

La segunda variable a considerar es la situación en la que viven los niños y en las que habitarán los recién nacidos, ya que las principales causas de muerte refieren a situaciones relacionadas con la pobreza, y en consecuencia a la dificultad para acceder a la salud y a una alimentación digna: “Un paro cardiorrespiratorio, que provoca la mayoría de las muertes, puede tener causas de fondo como el congelamiento, porque su familia no podía acceder siquiera a una garrafa. También hay casos de bronquiolitis, bajo peso al nacer y desnutrición de la madre”, explicó Pedernera.

Panno intentó explicar las causas de mortalidades y entre ellas citó a los embarazos no deseados. En su criterio, este es otro factor que produce el fallecimiento neonatológico, es decir por debajo de los 28 días de vida. Algunas jóvenes embarazadas se colocan una pastilla de prostaglandina (se emplea como oxitocina) por vía vaginal y luego un tampón para provocar el aborto, pero como la sustancia provoca una dilatación del cuello del útero, si el período de gestación alcanza los 5 meses, el niño nace prematuro y con altas posibilidades de morir si no es asistido adecuadamente.

En vías de dar una explicación esas cifras, el funcinario de la cantera de Salud local resaltó que el hospital materno infantil Allende de Ingeniero Budge y 40 las unidades sanitarias que pertencen a la comuna atienden alrededor de mil niños diariamente, de modo que la atención primaria tiene que responder, según estimó, a “casi un millón de personas” que vive en el distrito a raíz de los nuevos barrios y asentamientos en las periferias.

Según él, a ese aumento demográfico, se suma la falta de pediatras por problemas salariales, ya que Lomas mantiene un sueldo básico por debajo de lo determinado por el Gobierno; y de seguridad, por los casos de violencia por parte de los pacientes que algunos profesionales atravesaron: “Es una situación de crisis en la que hay que trabajar en la trinchera, y no todos pueden”, concluyó Panno.


Por Noelia Leiva

Imprimir esta noticia



NOTICIAS MAS LEIDAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *